Saltar al contenido
El arte de Miguel Ángel Buonarroti

La Pietà de Marina Abramovic y Michelangelo

¿Qué tienen en común la Pietà de Marina Abramovic y Michelangelo Buonarroti?

La artista serbia, considerada como una de las creadoras del género artístico de la performance, conoce bien las tradiciones de la Historia del Arte.

Como no, Michelangelo Buonarroti, creador de un excepcional imaginario para el arte occidental, era un referente para la Pietà que ejecutó conjuntamente con Ulay.

Anima Mundi, Pieta, Marina Abramovic y Ulay
Anima Mundi, Pieta, Marina Abramovic y Ulay © Marina Abramović

Premio Princesa de Asturias de las Artes 2021 para Marina Abramovic

Marina Abramovic ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2021. La abuela de la performance sucede en el listado de premiados a los compositores de cine Ennio Morricone y John Williams.

El jurado de los Premios Princesa de Asturias ha defendido su fallo con estas palabras: “La obra de Abramovic es parte de la genealogía de la performance, con un componente sensorial y espiritual anteriormente no conocida”.

Y continúa describiendo su trabajo “Cargado de una voluntad permanente de cambio, su trabajo ha dotado a la experiencia y a la búsqueda de lenguajes originales de una esencia profundamente humana”.

El jurado explica la importancia de la obra de Marina Abramovic, con una valentía “en la entrega al arte absoluto y su adhesión a la vanguardia ofrecen experiencias conmovedoras, que reclaman una intensa vinculación del espectador y la convierten en una de las artistas más emocionantes de nuestro tiempo”

¿Quién es Marina Abramovic? La tradición espiritual serbia  

¿Quién es Marina Abramovic? La creadora nació en Belgrado en 1946, en el seno de una familia bien posicionada en la sociedad de la Yugoslavia de Tito.

El tío abuelo de Marina Abramovic fue un patriarca de la Iglesia Ortodoxa Serbia que fue proclamado santo a su muerte. La artista se crio con sus abuelos hasta los seis años. La abuela era profundamente religiosa y la niña participaba con ella en los complejos rituales de la Iglesia Serbia. Esta atracción por el protocolo y la espiritualidad aparecerán en muchas de sus etapas de su arte.

Marina Abramovic, artista de la performance

Abramovic estudió Bellas Artes. En 1973 realizó su primera performance. El control de la libertad creativa que había en la Yugoslavia comunista la llevó a instalarse en Ámsterdam en 1976.

Las primeras performanes de Abramovic llevan el nombre de Ritmos. Quedan las grabaciones en las que vemos cómo usaba su cuerpo como campo artístico, sometiéndolo al dolor y la violencia. Por ejemplo, en Ritmo 0 ella permanece quieta en una mesa, al lado de la cual hay 72 objetos que pueden ser utilizados por el público contra la artista. Al principio, los espectadores son casi inofensivos, recurriendo a gestos placenteros, hasta terminar haciendo daño real con instrumentos más violentos.

En la ciudad holandesa conoce al artista alemán Uwe Laysiepen, más conocido como Ulay. Pronto comenzarán una colaboración artística. Ambos investigaron sobre temas como la identidad artística y el ego, a partir de la importancia de los ritos y el patrimonio cultural de cada individuo.

La obra en común de Ulay y Marina Abramovic constituye una de las cumbres del arte de la performance. Sus Relation in Space (1976), Relation in Movement (1977), Relation in Time (1977) examinan el vínculo del individuo con su entorno.

En 1988, después de unos tensos años de relación, Ulay y Marina Abramovic se separaron. Y lo hicieron en su obra Lovers. Cada uno partía de un extremo de China, dentro de la Gran Muralla. Recorrieron unos 2500 km cada uno para encontrarse en un punto, abrazarse y decirse adiós para siempre.

Sólo volvieron a encontrarse en 2010 en el montaje la exposición monográfica del MoMA, The Artist is Present. En la performance homónima, donde Abramovic se sentaba en una mesa y miraba durante unos minutos a la persona que se sentaba enfrente, también participó Ulay. Su imagen se hizo viral.

Marina Abramovic con Ulay: The Artist is Present MoMA
Marina Abramovic con Ulay: The Artist is Present © Marina Abramović

La Pietà de Marina Abramovic y la Piedad de Michelangelo

La Pietà de Marina Abramovic y Ulay fue una de las obras que realizaron en 1983.

Los dos artistas compusieron en 1983 esta Anima Mundi, Pietà de Marina Abramovic y Ulay como parte de una performance. Hoy sólo queda de manifiesto esta fotografía de 83 x 63 cm.

La pieza performática se realizó en Bangkok. La Pietà de Marina Abramovic está evidentemente inspirada en la Piedad del Vaticano de Miguel Ángel, que el artista esculpió a principios de siglo XVI.

Piedad del Vaticano Michelangelo Buonarroti

Marina Abramovic recoge en sus brazos el cuerpo inerte de Ulay, en un gesto lleno de ternura.

La ropa roja y blanca que visten ambos artistas es una referencia a la mitología china. Según esta cultura ancestral, el universo es el producto de la fusión de un tinte de sangre femenina mezclado con una gota de esperma.

La influencia de la Creación de Miguel Ángel

Las lecturas, por tanto, de la Pietà de Marina Abramovic son múltiples. Todas parten de un referente de la Historia del Arte. Se puede hablar de una espiritualidad y equilibrio universal, aún en las escenas más dolorosas. Se puede observar la fortaleza femenina que cuida a su compañero masculino.

Marina Abramovic Anima Mundi Pietà Ulay
Marina Abramovic Anima Mundi Pietà con Ulay © Marina Abramović

Todas las interpretaciones están abiertas.

La influencia de la Piedad de Miguel Ángel

Miguel Ángel es uno de los artistas que ha ejercido mayor influencia a lo largo de la Historia del Arte y de la cultura occidental. Las obras del artista del Renacimiento italiano, como la Creación de Adán del techo de la Capilla Sixtina ya pertenecen al imaginario pop.

Lo mismo sucede con su Piedad del Vaticano. Desde que Michelangelo Buonarroti la presentara, no ha dejado de ser el modelo para múltiples piezas de otros artistas posteriores. Desde luego, también para la Pietà de Marina Abramovic y Ulay.